App Store Google Play Instagram Twitter Facebook
987218000- 660 91 70 05


Fútbol historia
 

 

 

Origen del Club

El Olímpico de León es un club de fútbol base de León que se fundó en el año 1977. El  origen está en otro club llamado Ejido-Santa Ana que desapareció al finalizar la temporada 1976-77. Al quedarse muchos niños sin posibilidad de jugar, el entonces entrenador del equipo infantil Antonio Rodríguez Llamas y un grupo de directivos del club desaparecido, acordaron crear un nuevo equipo.

El nombre surgió en el Depósito de Víveres del Campamento del Ferral donde Antonio estaba destinado. Fue su compañero Bartolomé Martorell quien propuso llamar Olímpico al nuevo club. El nombre gustó a los jugadores y fueron ellos quienes decidieron que el color del nuevo equipo fuera el azul, tanto para la camiseta como para el pantalón y las medias.

A los jugadores también se les propuso  que aportaran su imaginación y crearan el escudo, siendo Mario CHARRO Toral, quien con su dibujo, creó el emblema del nuevo club. El escudo estaba formado por cinco lados, los inferiores más largos y terminados en pico y el interior dividido en dos partes donde aparece la antorcha olímpica y el balón de fútbol y el escudo de la ciudad de León.

El primer partido del club se celebró el día 23 de octubre de 1977 en la Ciudad Residencial San Cayetano donde el equipo local venció por 5 goles a 2. En esta primera temporada  el equipo juvenil se clasificó octavo, el infantil sexto y el alevín se proclamó campeón de liga en el último encuentro frente a la Cultural y Deportiva Leonesa a la que venció por 3-0. Este mismo equipo redondó una gran temporada venciendo en el entonces prestigioso torneo de las fiestas de San Pedro al Puente Castro C.F. al que derrotó por 2-5 remontando un 2-0 con el que se llegó al descanso.

Los equipos de esta temporada estaban dirigidos por José Fernández Balbuena (juvenil) y Antonio Rodríguez Llamas (infantil y alevín). La junta directiva estaba presidida por Rosendo Blanco y junto a él Justo, Ángel Marqués y Luis Robles. La sede se fijó en el Bar Lusitania, en la confluencia de las calles Virgen de Velilla y y José María Pereda. Para guardar las equipaciones y cambiarse los jugadores, Manolo, el de pescados López cedió el local donde también se encerraban las furgonetas de reparto de su negocio. Se entrenaba en el "prao de Piva" hoy calle Moisés de León o Polígono X, en ocasiones en el descampado de la Corredera (donde se ha construido el Corte Ingés) y en el invierno en Papalaguinda al lado del Casino para a provechar la luz de las farolas que iluminaban el paseo.

 

Jugadores emblemáticos

Fueron más de 500 los jugadores los que pasaron por el Olímpico en la primera etapa de su historia. Todos pusieron siempre todo su esfuerzo y su garra defendiendo los colores del club. Algunos dejaron un gran recuerdo como Borja, capitán y gran jugador, que llegó a estar en la selección de León y en la Cultural, Gorilo, espectacular lanzando faltas y penaltis, Horacio e Hilario defensas  seguros y elegantes, Gerardo que llegó a militar en la selección B de León, alto y efectivo, Alberto gran delantero, Gabriel, portero de infantiles bajito pero espectacular, Oblanca y Domingo veloces y muy fuertes, Luis máximo goleador de liga o Vega fiable y eficaz.

También pasaron por el Olímpico jugadores que hicieron carrera en el mundo del fútbol, destacando dos de ellos: Luis Ballesteros que jugó en el Sporting de Gijón y que actualmente es el delegado de la Cultural y Sergio Fernández Álvarez que jugó en el Hercules y el Murcia en Segunda División y que es hoy directror deportivo del Alavés de Primera División.

 

El club deja de competir

A pesar de los esfuerzos de Antonio Rodríguez Llamas por mantener el club y porque este  siguiera compitiendo al final de la temporada 1996-1997 el Olímpico no continua en las competiciones. Su último partido tuvo lugar el 17 de mayo de 1997 frente al Ejido.

Fueron diecinueve años compitiendo para un club que regresará a los terrenos de fútbol en la próxima temporada.

 

Personalidades importantes del club

Con Antonio Rodríguez Llamas siempre en primera línea fueron muchas las personas que durante esos veinte años trabajaron para hacer del Olímpico un gran club del fútbol base en León. Todas ellas  son parte esencial de su historia. Entrenadores como Torices, directivos como Rosendo Blanco hicieron posible la trayectoria de este club durante sus veinte años de existencia.

Entre todas esas personas hay una que merece una mención especial . Se trata Javier Rebollo Romero “Javi” , hermano de Oscar el capitán del infantil, un muchacho que padecía una deficiencia psíquica que no le impedía estar puntualmente en todos los entrenamientos, en los partidos, siempre dispuesto a ayudar en todo lo que se le pidiese. También es parte de la historia del club.